Nueva norma ISO 16890 para la clasificación y los procedimientos de prueba de los filtros para el aire

La International Organization for Standardization (ISO) ha lanzado un nuevo documento para la clasificación y los procedimientos de prueba de los filtros para el aire de los sistemas generales de ventilación. La nueva norma, que entrará en vigor en agosto de 2018, sustituye la todavía vigente Normativa Europea EN-779:2012 y la estadounidense ASHRAE 52.2, y pretende, por tanto, estandarizar los requerimientos a nivel mundial. Además, será de ayuda en el caso de Asia y Oriente Medio, donde ambos estándares coexisten,

La norma ISO 16890 se refiere a los filtros de aire capaces de filtrar partículas con dimensiones comprendidas entre 0,3 μm y 10 μm. Divide las clases en 4 dependiendo de la capacidad de filtrado y la eficiencia del filtro.

Las principales diferencias entre el estándar ISO 16890 y los actuales radican sobre todo en la exigencia de las pruebas, que serán más exigentes y veraces, con el consiguiente aumento de la Calidad de Aire en espacios Interiores (CAI, o IAQ por sus siglas en inglés), y también que las partículas más finas objeto de la clasificación (PM1), sean también las más nocivas para la salud humana. Por consiguiente, los filtros capaces de retener dichas partículas serán de gran eficiencia para la mejora del aire de la sala.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.