La Ética en las Auditorías

comportamiento_etico_tcm7-654299

Las Ética en las Auditorías.

Cuando hacemos auditorías o cuando las recibimos, indistintamente, hay un concepto que debemos tener siempre presente. La ética de la auditoría. Se espera en ambos casos que los auditores sean éticos con respecto a su comportamiento. Así mismo, se espera que las respuestas sean sinceras y por tanto esta ética y sinceridad sea recíproca.

Podríamos definir, a nivel de comportamiento ético, los siguientes niveles:

  • Integridad.
  • Objetividad.
  • Confidencialidad.
  • Competencia.

(Fuente: Instituto de Auditores Internos de España).

¿Es suficiente con esto? Es decir, debemos ser Íntegros, Objetivos, Competentes y garantizar la Confidencialidad. Pero creo que habría que añadir algunos conceptos que me parecen interesantes.

  • Ganar-ganar.

En términos de auditoría, solemos pensar en ciclos. Reauditamos cada año, cada x años, cada x meses. En este sentido, hay que sentar las bases de una relación sólida y mantenerla en el tiempo. No hay que engañar. No hay que abusar. No hay que hacer gestos feos. Volveremos. Volverán. No hay que despreciar, por mucha mejora que seamos capaces de ver al auditar a una compañía. Debemos ganar todos, nosotros si auditamos al lograr por parte del cliente una mejora de sus Sistemas de Calidad; y el cliente, con una mejora de sus Sistemas de Calidad en base a nuestros requerimientos.

Si debemos aceptar planes de Acciones Correctivas a mayor plazo para garantizar ese cumplimiento mutuo, si va de la mano de una mejora para ambas partes en el corto, medio y largo plazo, bienvenido sea.

De la confianza y la colaboración en el día a día ganarán ambas partes. De todo lo que no sea eso, no. La mejor manera de que se implante algo que a la postre será un beneficio para todos es hacerles partícipes de ello. Pensemos bien cómo.

  • Asesoría.

La auditoría no debe ser un mero ejercicio de anotación de desviaciones. Debería ser un ejercicio de anotación de recomendaciones de mejora en las que se anotase alguna desviación. Esto quizás sea aplicable a sistemas de Calidad maduros y a Auditores con suficiente experiencia, aunque esto siempre se cumplirá según el principio de Competencia. De nuevo, un enriquecimiento global para ambas partes debería ser la meta.

  • Respeto.

Puede que no sean tan guapos, altos y listos como nosotros. Que su Sistema de Calidad tenga puntos de mejora. Seguro que el nuestro también. Desde el respeto hay que formular las demandas y recomendaciones y comunicar las desviaciones. Desde el respeto se crece de manera duradera en el tiempo.

  • Colaboración.

Dice el proverbio chino que el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. Y que el segundo mejor momento es ahora. Sobre lo que no se haya hecho ya solo se puede actuar en presente y futuro. Si se quiere mantener una relación, si interesa un proveedor, si no queremos perder a un cliente, ambas partes deberán ser capaces de entender los problemas y demandas de la otra parte. Solo desde la empatía no es posible un crecimiento conjunto y duradero.

  • Confianza.

De la imposición nace la desconfianza, y la desconfianza lo pudre todo. Y en relaciones a medio y largo plazo, la confianza es vital. Si queremos confiar deberemos dar confianza. Decir las cosas de cara, poner las cartas sobre la mesa, evitar sustos en los reports, todo cuenta de cara a tener confianza mutua.

Como vemos, una auditoría no solo puede ser una herramienta del Sistema de Calidad, sino que es posible realizar un enfoque mucho más amplio de la labor de los auditores. Ello puede incluir su formación en conceptos como la Ética, la Psicología, el Protocolo, los Modales, las Relaciones Humanas, etc. ya que no deja de ser un embajador de la empresa, la cara y los ojos de ésta durante las jornadas que dure la auditoría. En algunas ocasiones único interlocutor visible. Es por esto, que debemos considerar las auditorías como un elemento generador de valor añadido para la compañía y no solo como un coste que hay que asumir o como un trámite reglamentario para el que obtener una certificación.

Es la misión de los profesionales del sector el establecer unos códigos de conducta que permitan la generación de valor añadido, y de transmitir lo expuesto a la Alta Dirección.  Por mis estudios (Administración de Empresas) casi siempre acompaño mis informes de auditoría de informes paralelos económicos con, por ejemplo, posibles ideas de negocio, puntos fuertes, fuentes de reducción de costes, etc. Os invito a que realicéis lo propio, cada uno aprovechando su experiencia, capacidades y conocimientos, y hagáis de este ejercicio de la Auditoría un elemento clave dentro de, no solo el Sistema de Calidad, sino de la propia organización entendiendo ésta en su conjunto.

Advertisements

2 comments

  1. Molt bé Manu! Es i hauria de ser així.

    1. Gràcies Elena. S’ha d’intentar 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: